Invernadero de madera y plástico: cultivo protegido

Los invernaderos son estructuras diseñadas para proteger y optimizar el crecimiento de los cultivos, extendiendo la temporada de cultivo y proporcionando un entorno controlado para las plantas. Existen diferentes tipos de invernaderos, pero en este artículo nos enfocaremos en los invernaderos de madera y plástico, una combinación que ofrece numerosas ventajas para los agricultores.

Hablaremos de lo siguiente:

La importancia de las cubiertas plásticas en los invernaderos

El material de la cubierta del invernadero juega un papel crucial en la protección de las variables que afectan el crecimiento de los cultivos, como la luz, la temperatura y la humedad. Las cubiertas plásticas son una opción popular debido a su flexibilidad, resistencia y capacidad de transmitir la luz de manera adecuada. Estas cubiertas están hechas principalmente de plástico, y se clasifican en filmes flexibles, placas rígidas y mallas.

  • Filmes flexibles: Son las cubiertas plásticas más utilizadas en invernaderos, macrotúneles, microtúneles y acolchados. Están disponibles en distintos materiales como el policloruro de vinilo (PVC), polietileno (PE) y copolímero etil-acetato de vinilo (EVA). Estos filmes pueden ser transparentes u opacos, dependiendo de sus propiedades y el propósito para el cual se utilizarán. Los filmes transparentes permiten el paso adecuado de la luz solar, mientras que los opacos se utilizan para cubrir la tierra o sustrato, reteniendo la humedad y evitando el crecimiento de malezas.
  • Placas rígidas: Estas cubiertas son más ligeras y flexibles que el vidrio, y se utilizan principalmente en invernaderos caseros o de producción. Los materiales más comunes para las placas rígidas son el polimetacrilato de metilo (PMM), policarbonato (PC), poliéster con fibra de vidrio y policloruro de vinilo (PVC).

Los filmes flexibles son especialmente beneficiosos debido a las distintas propiedades que pueden ofrecer, como la luz difusa, que homogeneiza y distribuye uniformemente la luz, reduciendo el efecto sombra. También existen filmes flexibles que bloquean la radiación UV, evitan la formación de gotas por condensación, previenen el crecimiento de algas y microorganismos, evitan la pérdida de calor durante la noche, repelen insectos y virus, reducen la temperatura en climas cálidos y resisten la adherencia del polvo.

La combinación de madera y plástico en los invernaderos

La combinación de madera y plástico en la construcción de invernaderos ofrece numerosas ventajas. La madera proporciona una estructura resistente y duradera, mientras que el plástico actúa como una cubierta flexible y transparente que permite el paso de la luz solar.

La madera es un material ampliamente utilizado en la construcción de invernaderos debido a su resistencia, durabilidad y bajo costo. La madera tratada adecuadamente puede soportar las condiciones climáticas y proporcionar una estructura sólida para el invernadero. Además, la madera es un material renovable y sostenible, lo que la convierte en una opción ecoamigable para los agricultores.

El plástico, por otro lado, ofrece propiedades ópticas y físicas ideales para las cubiertas de invernaderos. Los filmes flexibles de plástico son ligeros, fáciles de instalar y transportar, y tienen una alta resistencia al impacto y a la tensión. Además, el plástico transparente permite el paso de la luz solar necesaria para la fotosíntesis de las plantas.

La combinación de madera y plástico en los invernaderos brinda una estructura sólida y resistente que protege los cultivos de las condiciones climáticas adversas, como el viento, la lluvia y el granizo. Además, el plástico actúa como una barrera que retiene la temperatura y la humedad necesarias para el crecimiento óptimo de las plantas.

Beneficios de los invernaderos de madera y plástico

Los invernaderos de madera y plástico ofrecen una serie de beneficios para los agricultores:

  • Protección de los cultivos: Estos invernaderos brindan una protección efectiva contra las condiciones climáticas adversas, como el viento, el granizo y las heladas, permitiendo un crecimiento constante de los cultivos.
  • Mayor control del entorno: Los invernaderos de madera y plástico permiten un control preciso de variables como la temperatura, la humedad y la luz, lo que se traduce en un crecimiento óptimo de los cultivos y una mayor producción.
  • Extensión de la temporada de cultivo: Estos invernaderos permiten cultivar durante todo el año, incluso en regiones con climas extremos, lo que aumenta la producción y los ingresos de los agricultores.
  • Reducción del uso de agua y fertilizantes: Los invernaderos de madera y plástico permiten un uso más eficiente del agua y los fertilizantes, ya que proporcionan un entorno controlado donde se puede optimizar la absorción de nutrientes por parte de las plantas.
  • Protección contra plagas y enfermedades: Estos invernaderos actúan como barreras físicas que previenen la entrada de plagas y enfermedades, lo que reduce la necesidad de utilizar pesticidas y otros productos químicos.

Consultas habituales sobre los invernaderos de madera y plástico

¿Cuánto tiempo dura un invernadero de madera y plástico?

La duración de un invernadero de madera y plástico depende del cuidado y mantenimiento que se le dé. Si la madera se trata adecuadamente y se protege contra la humedad y los insectos, puede durar décadas. Por otro lado, las cubiertas plásticas suelen tener una vida útil de varios años, pero eventualmente pueden desgastarse y requerir reemplazo.

invernadero de madera y plastico - Cómo afecta el material de cubierta en un invernadero

¿Cómo se realiza el mantenimiento de un invernadero de madera y plástico?

El mantenimiento de un invernadero de madera y plástico incluye la limpieza regular de las cubiertas plásticas para garantizar una transmisión óptima de la luz, el control de plagas y enfermedades, y la inspección y reparación de la estructura de madera según sea necesario. También es importante verificar y reemplazar las cubiertas plásticas desgastadas o dañadas.

¿Qué tipo de cultivos se pueden cultivar en un invernadero de madera y plástico?

Los invernaderos de madera y plástico son adecuados para una amplia variedad de cultivos, desde hortalizas y frutas hasta flores y plantas ornamentales. El control preciso del entorno en estos invernaderos permite adaptar las condiciones a las necesidades específicas de cada tipo de cultivo.

Los invernaderos de madera y plástico ofrecen una combinación ideal para el cultivo protegido, brindando una protección efectiva contra las condiciones climáticas adversas y permitiendo un control preciso del entorno de cultivo. La madera proporciona una estructura sólida y duradera, mientras que el plástico actúa como una cubierta flexible y transparente que permite el paso de la luz solar necesaria para el crecimiento de las plantas. Los agricultores pueden beneficiarse de la extensión de la temporada de cultivo, el mayor control del entorno, la reducción del uso de agua y fertilizantes, y la protección contra plagas y enfermedades. Si estás considerando invertir en un invernadero, la combinación de madera y plástico es una excelente opción a tener en cuenta.

Si te ha interesado Invernadero de madera y plástico: cultivo protegido, te invitamos a explorar más sobre plásticos, policarbonatos y acrílicos en nuestra categoría Plásticos.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información