Gusanos de la cera: insectos que comen plástico y su potencial en el reciclaje

Los problemas derivados de la contaminación por plásticos son una preocupación creciente en todo el entorno. La acumulación de residuos plásticos en el medio ambiente y en los océanos ha generado una necesidad imperante de encontrar soluciones efectivas para su tratamiento y reciclaje. En este contexto, un descubrimiento reciente ha despertado un gran interés en la comunidad científica: los insectos que comen plástico. En particular, los gusanos de la cera han demostrado tener la capacidad de degradar el polietileno, uno de los plásticos más resistentes y utilizados.

Hablaremos de lo siguiente:

Descubrimiento de la capacidad de los gusanos de la cera para degradar el polietileno

Un equipo de investigadores del CSIC ha realizado estudios sobre el gusano de la cera, una especie de lepidóptero conocida científicamente como Galleria mellonella. Estos investigadores descubrieron en 2017 que esta especie de gusano podía descomponer el plástico polietileno. Recientemente, han logrado identificar el mecanismo a través del cual los gusanos de la cera llevan a cabo esta degradación. Se ha descubierto que la saliva de estos insectos contiene enzimas de la familia fenol oxidasa, las cuales son capaces de iniciar la degradación del polietileno en poco tiempo y a temperatura ambiente.

El polietileno es uno de los plásticos más resistentes y ampliamente utilizado en la industria. Sin embargo, su degradación es un proceso lento en condiciones ambientales normales. La exposición a la luz solar o a altas temperaturas es necesaria para que el oxígeno penetre en la molécula de plástico y se inicie su oxidación, lo que ralentiza su descomposición. El descubrimiento de las enzimas presentes en la saliva de los gusanos de la cera abre la posibilidad de superar este cuello de botella y acelerar la degradación del polietileno.

Aplicaciones potenciales en el tratamiento y reciclaje de plásticos

El descubrimiento de la capacidad de los gusanos de la cera para degradar el polietileno tiene importantes implicaciones en el tratamiento y reciclaje de residuos plásticos. Actualmente, la degradación de plásticos se realiza principalmente a través de procesos físico-químicos que requieren altas temperaturas y productos químicos agresivos. Estos procesos son costosos y no siempre eficientes. La utilización de medios biológicos, como las enzimas presentes en la saliva de los gusanos de la cera, podría ofrecer una alternativa más sostenible y económica.

La biodegradación de plásticos utilizando microorganismos como bacterias y hongos ha sido objeto de investigación durante años. Sin embargo, hasta ahora solo un pequeño número de microorganismos ha demostrado ser capaz de degradar el polietileno, y en la mayoría de los casos se requiere un pretratamiento agresivo para que tengan algún efecto sobre el plástico. El descubrimiento de los gusanos de la cera como una especie capaz de degradar el polietileno sin pre-tratamiento representa un avance significativo en este campo.

La utilización de los gusanos de la cera y sus enzimas para el tratamiento y reciclaje de plásticos podría tener numerosas aplicaciones. Por ejemplo, podrían utilizarse en plantas de tratamiento de residuos plásticos para acelerar la degradación de los mismos. También podrían emplearse en la fabricación de materiales plásticos más biodegradables y sostenibles. Además, este descubrimiento abre la puerta a la posibilidad de diseñar nuevos procesos de reciclaje de plásticos basados en medios biológicos.

Origen evolutivo de la capacidad de los gusanos de la cera para degradar plásticos

Un aspecto interesante que ha surgido a raíz de este descubrimiento es el origen evolutivo de la capacidad de los gusanos de la cera para degradar el polietileno. Se ha planteado la hipótesis de que esta capacidad podría estar relacionada con el consumo de cera de abeja por parte de estos insectos. La cera de abeja contiene fenoles, moléculas que las plantas utilizan como defensa contra los insectos. Se especula que los gusanos de la cera podrían haber desarrollado enzimas fenol oxidasa para neutralizar los fenoles presentes en la cera y poder alimentarse de ella sin peligro. Estas mismas enzimas podrían estar involucradas en la degradación del polietileno.

Esta teoría aún está en proceso de investigación y se requieren más estudios para confirmarla. Sin embargo, de ser cierta, podría explicar por qué los gusanos de la cera tienen la capacidad de degradar el polietileno y abriría nuevas vías de investigación que combinen la biología de los insectos con la biotecnología.

El descubrimiento de los gusanos de la cera como insectos capaces de degradar el polietileno abre nuevas posibilidades en la lucha contra la contaminación por plásticos. La utilización de las enzimas presentes en su saliva para el tratamiento y reciclaje de plásticos podría ser una alternativa más sostenible y económica a los procesos tradicionales. Además, este descubrimiento plantea interesantes preguntas sobre el origen evolutivo de esta capacidad y su relación con el consumo de cera de abeja por parte de los gusanos de la cera. Se espera que futuras investigaciones profundicen en estos aspectos y exploren el potencial de los insectos que comen plástico.

Si te ha interesado Gusanos de la cera: insectos que comen plástico y su potencial en el reciclaje, te invitamos a explorar más sobre plásticos, policarbonatos y acrílicos en nuestra categoría Reciclaje.

Subir