Riesgos del plástico: cómo reducir su uso

En nuestra vida cotidiana, es común utilizar botellas de plástico para almacenar agua u otros líquidos. Sin embargo, estudios recientes han revelado los peligros de reutilizar estas botellas de un solo uso. Sustancias tóxicas como el bisfenol A y los ftalatos, que se encuentran en el plástico, han sido prohibidas en los envases en España. A continuación, te explicaremos los riesgos asociados con el uso de botellas de plástico y qué precauciones debes tomar para reducir la exposición al plástico en tu vida diaria.

Hablaremos de lo siguiente:

Transferencia de químicos del plástico al líquido

Diversas investigaciones advierten que algunos componentes del plástico pueden transferirse al agua y, posteriormente, a nuestro organismo. La preocupación por el uso de plásticos en contacto con alimentos y bebidas ha ido en aumento. Aunque aún se sabe poco sobre la estabilidad de los componentes del plástico, se sospecha que algunos compuestos químicos pueden pasar al alimento o líquido que contienen. Tener en cuenta esta posible transferencia al utilizar botellas de plástico.

Trastornos hormonales causados por el plástico

Estudios recientes han revelado que algunas sustancias utilizadas en la fabricación de envases de plástico pueden causar alteraciones hormonales. Estas alteraciones pueden derivar en problemas de fertilidad, ovarios poliquísticos, trastornos del desarrollo, problemas en el sistema inmunológico y algunos tipos de cáncer, como el de mama. Estos compuestos, conocidos como disruptores endocrinos, pueden afectar el equilibrio hormonal de nuestro organismo, incluyendo las hormonas sexuales, que regulan el crecimiento, el desarrollo y el metabolismo.

Evitar la exposición del plástico al calor

Es importante evitar exponer el plástico al calor extremo, como dejar una botella de agua al sol en la playa o dentro del coche. Cuando los polímeros del plástico se someten a condiciones extremas, como el calor, la luz solar o líquidos abrasivos, es posible que algunos componentes del plástico o aditivos se difundan al alimento o líquido que contienen. Por lo tanto, es recomendable evitar el uso de botellas de plástico con bebidas o alimentos calientes, así como evitar calentar tuppers de plástico en el microondas.

Químicos presentes en envoltorios de comida rápida

Además de las botellas de agua, existen otros envases de plástico que utilizamos a diario, como los vasos de café o los tuppers. Estos también pueden entrañar riesgos para la salud. Por ejemplo, un estudio publicado en Environmental Science & Technology Letters reveló que sustancias químicas presentes en los cartones de las pizzas y otros envoltorios de comida rápida pueden transferirse al alimento caliente. Estos compuestos, como el bisfenol A tetrabromado, pueden contaminar el papel que se recicla y aparecer como componente de un envase alimentario de cartón o papel reutilizado. Tener en cuenta estos riesgos al consumir alimentos en envases de plástico.

Sustancias peligrosas del plástico

El bisfenol A y los ftalatos son sustancias peligrosas que se encuentran comúnmente en los envases de plástico. Estos compuestos han acumulado evidencia en su contra y ya están prohibidos en España para la fabricación de envases. Sin embargo, existen otros compuestos peligrosos en el plástico, como otros bisfenoles, retardantes de llama polibromados, parabenos, benzofenonas y derivados fluorados. Muchos de estos compuestos se utilizan como aislantes y antiadherentes. Estos químicos pueden tener efectos perjudiciales para la salud, pero establecer el vínculo causa-efecto es difícil debido a que los trastornos suelen aparecer después de años de exposición.

Pequeños avances y reducción del uso de plástico

La Unión Europea ha prohibido el uso de policarbonato en la fabricación de biberones y otros productos de uso infantil debido a la sospecha de que el bisfenol A, un disruptor endocrino, debe ser limitado en la exposición de los menores. Además, en España, la Ley de Residuos prohíbe el uso de ftalatos y bisfenol A en envases. Estos avances son importantes para reducir la exposición al plástico y proteger nuestra salud.

Reutilización de botellas de plástico

Además de los riesgos asociados con los químicos del plástico, reutilizar botellas de plástico no es higiénico. Los gérmenes pueden acumularse en el interior de la botella si no se lava adecuadamente con agua y jabón. Además, con el tiempo, el plástico puede deteriorarse y aparecer arañazos o grietas, lo que puede contribuir a la contaminación del líquido que contiene. Un estudio publicado en la revista Canadian Journal of Public Health encontró que casi el 70% de las botellas analizadas que habían sido reutilizadas tenían niveles bacterianos por encima de lo recomendado para el agua potable. Por lo tanto, tener en cuenta estos riesgos al reutilizar botellas de plástico.

Reducir el uso de plástico

Para reducir la exposición al plástico, es recomendable tomar medidas como:

  • Utilizar botellas de vidrio o acero inoxidable en lugar de botellas de plástico.
  • Evitar calentar alimentos en tuppers de plástico en el microondas.
  • Utilizar envases de vidrio o papel para alimentos calientes en lugar de envoltorios de plástico.
  • Optar por productos sin envases de plástico cuando sea posible.
  • Reciclar adecuadamente los envases de plástico para reducir su impacto ambiental.

Reducir el uso de plástico es importante tanto para nuestra salud como para el medio ambiente. Aunque evitar por completo el contacto con el plástico puede ser difícil en la sociedad actual, tomar estas precauciones puede ayudarnos a proteger nuestra salud y el planeta.

¿Es seguro reutilizar botellas de plástico?

Reutilizar botellas de plástico puede no ser seguro debido a la posible transferencia de químicos del plástico al líquido que contienen. Además, al reutilizar las botellas sin lavarlas adecuadamente, los gérmenes pueden acumularse en su interior. Es recomendable utilizar botellas de vidrio o acero inoxidable en lugar de botellas de plástico.

¿Qué sustancias peligrosas se encuentran en el plástico?

El bisfenol A y los ftalatos son las sustancias peligrosas más conocidas que se encuentran en el plástico. Sin embargo, existen otros compuestos como otros bisfenoles, retardantes de llama polibromados, parabenos, benzofenonas y derivados fluorados que también pueden ser perjudiciales para la salud.

¿Cómo puedo reducir mi exposición al plástico?

Para reducir la exposición al plástico, es recomendable utilizar botellas de vidrio o acero inoxidable en lugar de botellas de plástico, evitar calentar alimentos en tuppers de plástico en el microondas, utilizar envases de vidrio o papel para alimentos calientes en lugar de envoltorios de plástico, optar por productos sin envases de plástico cuando sea posible y reciclar adecuadamente los envases de plástico.

Si te ha interesado Riesgos del plástico: cómo reducir su uso, te invitamos a explorar más sobre plásticos, policarbonatos y acrílicos en nuestra categoría Plásticos.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información