Moldeo por compresión: técnica versátil para plástico

El moldeo por compresión es un proceso de conformación ampliamente utilizado en la industria del plástico. Consiste en calentar y ablandar un material plástico para darle la forma deseada. Este proceso se realiza colocando el material en un molde metálico abierto y calentado, y luego aplicando presión para que el plástico se ajuste a la forma del molde. Una vez completada la compresión, se retira el exceso de material y se obtiene una pieza con un acabado de alta calidad.

Hablaremos de lo siguiente:

Ventajas del moldeo por compresión

El moldeo por compresión presenta varias ventajas en comparación con otros procesos de moldeo. Una de las principales ventajas es su capacidad para producir piezas grandes y relativamente intrincadas. Esto lo convierte en una opción ideal para la fabricación de componentes para la industria automotriz, como capós, guardabarros y alerones.

Otra ventaja del moldeo por compresión es su bajo costo en comparación con otros procesos de moldeo, como el moldeo por inyección o el moldeo por transferencia. Esto se debe a que el moldeo por compresión requiere menos herramientas y tiene una reducción máxima de residuos, lo que resulta especialmente beneficioso al trabajar con materiales costosos.

Además, el moldeo por compresión es compatible con una amplia variedad de materiales plásticos. Desde resinas de poliéster de fibra de vidrio hasta poliamidas y poliimidas, este proceso puede adaptarse a las necesidades específicas de cada aplicación.

Inconvenientes del moldeo por compresión

Aunque el moldeo por compresión ofrece numerosas ventajas, también tiene algunas limitaciones. Uno de los inconvenientes es la escasa consistencia del producto final. Esto se debe a la dificultad para controlar los destellos, que son pequeñas protuberancias o rebabas que pueden aparecer en la superficie de la pieza moldeada.

Además, el moldeo por compresión no es adecuado para ciertos tipos de piezas, especialmente aquellas que requieren una alta precisión dimensional. En estos casos, se recomienda utilizar otros procesos de moldeo, como el moldeo por inyección.

El proceso de moldeo por compresión

El proceso de moldeo por compresión consta de varias etapas. En primer lugar, se coloca el material plástico en el molde metálico abierto. Este material puede estar en forma de gránulos o láminas, dependiendo de la aplicación específica.

A continuación, se calienta el molde para ablandar el material plástico. El calor permite que el plástico se ajuste a la forma del molde cuando se aplica presión y se cierra. Durante esta etapa, también tiene lugar la fase de curado, en la cual el plástico se endurece y adquiere las propiedades deseadas.

Una vez completada la fase de curado, el operario puede retirar el exceso de material que sobresale del molde, conocido como flashes. Este paso es crucial para obtener un acabado de alta calidad en la pieza final.

Materiales utilizados en el moldeo por compresión

El moldeo por compresión puede utilizar una amplia variedad de materiales plásticos. Algunos de los más comunes son:

  • Sistemas de resina de poliéster de fibra de vidrio, como el compuesto de moldeo a granel (BMC) o el compuesto de moldeo en lámina (SMC).
  • Imidas de poliamida, como Torlon.
  • Poliimidas, como Vespel.
  • Sulfuro de polifenileno (PPS).
  • Cetona de éter de poliéster (PEEK).
  • Fenólicos.
  • Éster de vinilo de poliéster termoestable.
  • Epoxi.
  • Ftalato de dialilo (DAP).
  • Siliconas.

El moldeo por compresión es un proceso versátil y económico para la fabricación de piezas de plástico. Aunque presenta algunas limitaciones, como la falta de consistencia del producto final, es una opción popular para la producción de componentes grandes y relativamente intrincados.

Con la capacidad de trabajar con una amplia variedad de materiales plásticos, el moldeo por compresión ofrece a los fabricantes una solución flexible y rentable para sus necesidades de producción.

Si te ha interesado Moldeo por compresión: técnica versátil para plástico, te invitamos a explorar más sobre plásticos, policarbonatos y acrílicos en nuestra categoría Plásticos.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información