Cómo templar plástico de invernadero: tutorial paso a paso

El plástico es un material ampliamente utilizado en la construcción de invernaderos debido a su resistencia, durabilidad y transparencia. Sin embargo, para que el plástico funcione de manera efectiva, es necesario templarlo correctamente. En este artículo, te explicaremos paso a paso cómo templar el plástico de un invernadero.

Hablaremos de lo siguiente:

Prepara el espacio

Antes de comenzar a templar el plástico, es importante preparar el espacio donde se instalará el invernadero. Asegúrate de que el terreno esté limpio de ramas, escombros y otros obstáculos que puedan dificultar la colocación del plástico. Además, es recomendable que el terreno esté bien nivelado para garantizar una instalación uniforme.

Revisa la estructura

Antes de colocar el plástico, es fundamental revisar la estructura del invernadero. Verifica que los postes estén firmes y a la misma altura, ya que esto facilitará la instalación del plástico y evitará posibles roturas. Si la estructura tiene salientes o bordes afilados, es recomendable forrarlos para evitar dañar el plástico durante la instalación.

Elige el plástico adecuado

Existen diferentes tipos de plásticos de invernadero en el mercado, por lo que es importante elegir el más adecuado para tus necesidades. Al comprar el plástico, considera el tamaño del invernadero y el tipo de plástico que mejor se adapte a tus cultivos y condiciones climáticas. Algunos factores a tener en cuenta son la resistencia a los rayos UV, la transparencia y la durabilidad del plástico.

Instalación del plástico

Una vez que hayas preparado el espacio y revisado la estructura, es hora de instalar el plástico en el invernadero. Sigue estos pasos para lograr una instalación exitosa:

  • Paso 1: Extiende el plástico sobre la estructura del invernadero de manera que cubra toda la superficie y tenga un exceso de aproximadamente 30 cm en los bordes.
  • Paso 2: Asegura el plástico en los bordes utilizando clips, grapas o cintas adhesivas especiales para invernaderos. Asegúrate de que el plástico quede bien sujeto y sin arrugas.
  • Paso 3: Tensa el plástico de manera uniforme utilizando tensores o cuerdas. Esto ayudará a eliminar arrugas y garantizará una superficie lisa.
  • Paso 4: Realiza cortes en el plástico para permitir la entrada de puertas, ventanas o sistemas de ventilación.
  • Paso 5: Revisa nuevamente que el plástico esté bien sujeto y ajustado en todos los puntos. Realiza los ajustes necesarios si es necesario.

Mantenimiento del plástico

Una vez que el plástico esté instalado, es importante realizar un mantenimiento adecuado para prolongar su vida útil y mantener su funcionalidad. Algunas recomendaciones de mantenimiento son:

  • Limpieza regular: Limpia el plástico periódicamente para eliminar el polvo, la suciedad y otros residuos que puedan acumularse. Utiliza agua y jabón suave para evitar dañar el plástico.
  • Revisión de daños: Inspecciona el plástico regularmente en busca de roturas, desgarros o desgaste. Si encuentras algún daño, repáralo de inmediato para evitar que se agrave.
  • Protección UV: Si el plástico no es resistente a los rayos UV, considera aplicar un recubrimiento protector para prolongar su vida útil y evitar la degradación causada por la radiación solar.

Consultas habituales

¿Cuál es la vida útil del plástico de un invernadero?

La vida útil del plástico de un invernadero puede variar dependiendo de varios factores, como la calidad del plástico, las condiciones climáticas, el mantenimiento y el uso. En general, se estima que el plástico de un invernadero puede durar entre 3 y 5 años, aunque algunos plásticos de alta calidad pueden durar hasta 10 años o más.

¿Es necesario templar el plástico de un invernadero?

Sí, es necesario templar el plástico de un invernadero para garantizar su correcta instalación y funcionamiento. El templado del plástico ayuda a eliminar arrugas, tensar la superficie y evitar posibles roturas o desgarros debido a la tensión o el viento.

¿Cuáles son las ventajas del plástico en los invernaderos?

El uso de plástico en los invernaderos ofrece varias ventajas, como:

  • Transparencia: El plástico permite el paso de la luz solar, lo que favorece la fotosíntesis de las plantas y acelera su crecimiento.
  • Protección: El plástico actúa como una barrera contra las inclemencias del clima, protegiendo las plantas de las bajas temperaturas, el viento, la lluvia y otros factores adversos.
  • Costo: El plástico es más económico que otros materiales utilizados en la construcción de invernaderos, lo que lo convierte en una opción accesible para agricultores y jardineros.
  • Durabilidad: Si se realiza un mantenimiento adecuado, el plástico puede tener una vida útil prolongada, lo que permite amortizar la inversión a largo plazo.

Templar el plástico de un invernadero es un proceso fundamental para garantizar su correcta instalación y funcionamiento. Siguiendo los pasos mencionados anteriormente y realizando un mantenimiento adecuado, podrás disfrutar de un invernadero eficiente y duradero.

Si te ha interesado Cómo templar plástico de invernadero: tutorial paso a paso, te invitamos a explorar más sobre plásticos, policarbonatos y acrílicos en nuestra categoría Plásticos.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información