Cómo quitar pegamento de plástico duro | trucos eficaces

Las pegatinas en los objetos son un asunto bastante molesto. Proliferan en artículos de menaje y de cocina, decoración e incluso electrónica. Así como las de la luna del coche. Por no hablar de casas con niños pequeños a los que les gusta estampar sus pegatinas en paredes, suelo y muebles.

El problema no son las etiquetas en sí, sino que al retirarlas es habitual que se queden restos de la propia pegatina o bien del pegamento que dejan a su paso. Este se queda pegajoso, antiestético y es un imán para la suciedad.

Hablaremos de lo siguiente:

Consejos para quitar el pegamento de un plástico duro

En primer lugar, cabe señalar que lo mejor para quitar cualquier pegatina es hacerlo muy despacio. Al contrario de lo que se dice de arrancar una tirita del tirón, en este caso conviene hacerlo poco a poco para que el pegamento se desprenda adherido a la etiqueta, en lugar de quedarse impregnado en el objeto.

Si a pesar de esto tu pegatina ha dejado rastro, hará que adoptar medidas específicas. Deshacernos del pegamento de las etiquetas no es misión imposible, sino que podrás lograrlo con unos cuantos trucos sencillos y eficaces.

Aceite vegetal o crema de cacahuete

El aceite vegetal –de oliva, girasol, coco…– o bien la crema de cacahuete o cualquier otro fruto seco son de gran ayuda para retirar el pegamento de las etiquetas. Su fórmula oleosa desprende estos residuos pegajosos de forma magistral, sobre todo en objetos y superficies de metal.

Humedece la zona de la pegatina con el aceite o crema de cacahuete y déjalo actuar durante una hora aproximadamente. Después, usa un trapo limpio y frota suavemente con paciencia hasta que todos los restos de pegamento hayan desaparecido.

Alcohol o acetona para eliminar el pegamento

Para superficies como el plástico y la madera, que pueden estropearse por el uso del aceite, puedes recurrir al alcohol, la acetona o quitaesmaltes. El procedimiento es similar al anterior, solo que bastará con aplicar unas gotas y dejarlo actuar unos minutos. Después, puedes retirar el pegamento con un paño húmedo o bien con ayuda de un rascador de plástico que no raye el material.

Retira las pegatinas con calor

El calor resulta infalible para erradicar el pegamento. En función del material del que quieras desprenderlo, podrás usar un método u otro. Por ejemplo, para vasos, tazas y platos de porcelana o cristal, puedes introducir el objeto en agua caliente con un poco de jabón de lavar los platos y dejarlo actuar unos minutos. La pegatina y su pegamento se ablandarán y saldrá prácticamente solo.

También puedes utilizar un secador de pelo. Pon el aire caliente apuntando hacia una esquina de la pegatina y ve retirándola muy poco a poco ayudándote del flujo de calor del secador. Si después de quitar toda la pegatina quedan restos de pegamento, sigue incidiendo con el secador y a la vez frotando con un paño o un rascador.

Si te ha interesado Cómo quitar pegamento de plástico duro | trucos eficaces, te invitamos a explorar más sobre plásticos, policarbonatos y acrílicos en nuestra categoría Plásticos.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información