Cápsulas de plástico vacías: historia y beneficios

Las cápsulas de plástico vacías han sido desde su creación uno de los formatos farmacéuticos más utilizados por médicos y pacientes debido a su practicidad y beneficios. A lo largo de la historia, estas cápsulas han evolucionado y se han convertido en una opción popular en la industria farmacéutica. En este artículo, exploraremos la historia de las cápsulas vacías y sus beneficios tanto para los pacientes como para los fabricantes.

Hablaremos de lo siguiente:

Historia de las cápsulas vacías

Las cápsulas vacías tienen sus orígenes en el antiguo Egipto, donde los primeros médicos mezclaban hierbas y otras sustancias con masa de pan, grasa o miel para formar bolas medicinales que recetaban a los pacientes. En la Edad Media, se agregaron salvia de plantas y especias a estas mezclas para mejorar su sabor y facilitar su ingestión. Sin embargo, no fue hasta el siglo XVII, en Inglaterra, que se creó la primera cápsula como tal.

La invención de la cápsula vacía se atribuye al farmacéutico Joseph Gérard Auguste Dublanc en 183Dublanc sumergió una bolsa de cuero llena de mercurio en una solución de gelatina, que al enfriarse formaba una cápsula vacía de gelatina. Desde entonces, se han realizado numerosas mejoras en las cápsulas vacías de dos piezas, convirtiéndolas en uno de los formatos más comunes de la industria farmacéutica a nivel mundial.

¿Qué son las cápsulas vacías de dos piezas?

Las cápsulas vacías de dos piezas son contenedores en forma de óvalo formados por la unión de dos piezas que se cierran herméticamente. Estas cápsulas se utilizan para rellenar con formulaciones secas, líquidas o una combinación de ambas. Se venden prefabricadas y listas para ser rellenadas y comercializadas.

¿De qué están hechas las cápsulas vacías?

Las cápsulas vacías suelen estar hechas de gelatina animal, pero también existen cápsulas de origen vegetal elaboradas con HPMC, una celulosa derivada de los árboles. La gelatina utilizada para las cápsulas puede provenir de fuentes bovinas, porcinas o marinas. Es importante destacar que existen entidades encargadas de certificar la calidad de estas materias primas y su procesamiento para garantizar su seguridad en productos de consumo humano.

Tipos de cápsulas vacías

Existen dos tipos principales de cápsulas vacías: las de gelatina (de origen animal) y las vegetales. Además, según su función, también encontramos cápsulas ácido-resistentes y cápsulas para relleno de formulaciones líquidas.

Las cápsulas ácido-resistentes están diseñadas para resistir los ácidos del estómago y asegurar que la cápsula llegue intacta al intestino, donde se libera el producto. Por otro lado, las cápsulas de relleno líquido cuentan con un sellado especial que evita que los líquidos se degraden o se oxiden durante el almacenamiento.

Beneficios de las cápsulas vacías de dos piezas

Las cápsulas vacías ofrecen una serie de beneficios tanto para los pacientes como para los fabricantes:

Beneficios para los pacientes:

  • Facilidad de ingestión: Las cápsulas vacías son fáciles de tragar, lo que facilita la toma de medicamentos.
  • Practicidad: Gracias a su tamaño y opciones de empaque, las cápsulas vacías pueden transportarse fácilmente, lo que las hace convenientes para los pacientes en movimiento.
  • Diferenciación: La personalización de color, tamaño, acabados e impresión de las cápsulas vacías permite una fácil identificación del medicamento por parte del paciente.
  • Enmascaramiento de olores y sabores: Las cápsulas vacías, al ser de composición dura, disimulan mejor los olores y sabores desagradables de los medicamentos en comparación con otros formatos.

Beneficios para los fabricantes:

  • Procesos costo eficientes: Las cápsulas vacías vienen prefabricadas y pueden ser fácilmente almacenadas y rellenadas con equipos comerciales en la misma planta de fabricación.
  • Variedad de opciones de personalización: Las cápsulas vacías están disponibles en múltiples tamaños, lo que facilita las pruebas y el escalado del producto. Además, se pueden personalizar para promover el color o la imagen de una marca.
  • Larga vida útil: Las cápsulas vacías de dos piezas pueden almacenarse hasta por cinco años, siempre y cuando se mantengan en las condiciones de temperatura y humedad recomendadas por el fabricante.

Todos estos beneficios han convertido a las cápsulas vacías en uno de los formatos más populares tanto para la industria farmacéutica como para los pacientes. Si desea obtener más información sobre cómo nuestros productos pueden impulsar su negocio, no dude en contactar a uno de nuestros asesores.

capsulas de plastico vacias - Qué son cápsulas vacias

Consultas habituales sobre las cápsulas vacías

¿Las cápsulas vacías son seguras para el consumo humano?

Sí, las cápsulas vacías están diseñadas y fabricadas siguiendo estándares de calidad y seguridad para su uso en productos de consumo humano. Es importante elegir cápsulas de proveedores confiables que cumplan con las regulaciones y certificaciones necesarias.

¿Qué tipo de medicamentos se pueden encapsular en cápsulas vacías?

Las cápsulas vacías se pueden utilizar para encapsular una amplia variedad de medicamentos, desde formulaciones secas hasta líquidas o una combinación de ambas. Sin embargo, es importante consultar a un médico o profesional de la salud para determinar si un medicamento específico es adecuado para encapsular en cápsulas vacías.

¿Las cápsulas vacías son resistentes al agua?

Las cápsulas vacías pueden ser resistentes al agua dependiendo del tipo de material utilizado en su fabricación. Las cápsulas de gelatina suelen ser más sensibles a la humedad, mientras que las cápsulas de origen vegetal pueden tener propiedades más resistentes al agua.

¿Es posible personalizar las cápsulas vacías con el logo o nombre de una marca?

Sí, las cápsulas vacías ofrecen opciones de personalización que permiten imprimir el logo o nombre de una marca en la superficie de la cápsula. Esto facilita la identificación del medicamento y promueve la imagen de la marca.

Las cápsulas de plástico vacías han recorrido un largo camino desde su invención en el siglo XIX. Su practicidad, facilidad de ingestión, opciones de personalización y larga vida útil las convierten en uno de los formatos preferidos tanto para los pacientes como para los fabricantes de medicamentos y suplementos. Si está buscando una opción conveniente y versátil para su producto, las cápsulas vacías pueden ser la elección ideal.

Si te ha interesado Cápsulas de plástico vacías: historia y beneficios, te invitamos a explorar más sobre plásticos, policarbonatos y acrílicos en nuestra categoría Plásticos.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información