Adaptaciones en el baño para adultos discapacitados

Cuando en nuestro hogar convive una persona con movilidad reducida o adultos mayores, es fundamental adaptar el baño para satisfacer todas sus necesidades. De esta manera, evitaremos incomodidades y garantizaremos su seguridad y comodidad durante la hora del aseo. En este artículo, te mostraremos cómo adaptar un baño para adultos discapacitados y hacer que esta tarea sea lo más sencilla y cómoda posible.

Hablaremos de lo siguiente:

¿Qué adaptaciones requiere una persona con movilidad reducida en el baño?

En España, existen tres requisitos básicos para adaptar el baño a las necesidades de personas discapacitadas. A continuación, te los detallamos:

Adaptación del lavabo para discapacitados

Para las personas que utilizan sillas de ruedas manuales o eléctricas, el uso del lavabo puede resultar incómodo debido a la altura inadecuada de este elemento. Por ello, la zona del lavabo debe cumplir con las siguientes características:

  • El borde delantero del lavabo debe situarse a una altura de 80 u 85 cm del suelo.
  • Debe existir un espacio libre debajo del lavabo de al menos 70 a 75 cm.
  • El espacio de acercamiento al lavabo debe ser de al menos 80 cm.
  • El grifo debe ser de tipo palanca para facilitar su uso.
  • El espejo debe colocarse a una altura baja, cerca del borde, o ser modulable.

Otra opción es instalar un lavabo ajustable en altura que pueda ser utilizado por todos los miembros de la familia.

Adaptación del inodoro para discapacitados

El uso del inodoro puede resultar complicado para las personas con problemas en las rodillas o caderas, ya que les cuesta sentarse y levantarse. Para evitar este inconveniente, debemos tener en cuenta las siguientes características:

  • La altura del inodoro debe ser de 43 o 47 cm, preferiblemente de tipo suspendido.
  • El conjunto del inodoro debe sobresalir de la pared al menos 75 cm para permitir el acercamiento de la silla de ruedas.
  • La ubicación del inodoro debe estar a 40 cm de la pared lateral, con un espacio de maniobra mínimo de 100 cm desde el eje del inodoro.
  • Tanto el portarrollos como el pulsador de descarga deben estar situados de forma funcional para garantizar su fácil uso.
  • Es obligatoria la presencia de un llamador para casos de emergencia.

Además, es recomendable colocar asideros o barras de apoyo que ayuden a las personas a moverse por el baño. En el área del inodoro, es ideal instalar asideros horizontales en ambos lados, preferiblemente barras abatibles situadas a una altura de 75 cm.

Una alternativa para el inodoro es utilizar un elevador de WC, que permite ajustar la altura del asiento según las necesidades de cada persona.

Adaptación de la ducha para discapacitados

La zona de la ducha debe ser amplia, sin obstáculos y de fácil acceso para las personas con movilidad reducida. Dependiendo de si contamos con plato de ducha o bañera, debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • El plato de ducha debe estar a ras del suelo para facilitar el acceso.
  • Es recomendable contar con un asiento ubicado a una altura de 43 o 47 cm.
  • Deben colocarse asideros a una altura mínima de 75 cm.

En el caso de contar con un plato de ducha, existen diversas opciones como sillas de baño con o sin brazos, taburetes o sillas de ducha con ruedas. Estas permiten a las personas en sillas de ruedas ingresar a la ducha y sentarse cómodamente para realizar su aseo personal.

En el caso de contar con una bañera, se pueden utilizar tablas para bañera, asientos giratorios o sillas de baño o taburetes. Cualquiera de estas opciones garantiza una ducha cómoda y segura. Para aquellos que deseen disfrutar de un baño, los elevadores de bañera son ideales, ya que facilitan la entrada y salida de la bañera para personas con movilidad reducida.

Consejos adicionales para adaptar un baño para personas discapacitadas

Además de las adaptaciones mencionadas anteriormente, tener en cuenta los siguientes consejos para mejorar la usabilidad del baño para personas con discapacidad:

  • Optar por una puerta corredera en el baño o asegurarse de que la puerta siempre se abra hacia afuera. Esto facilitará la apertura en caso de emergencia.
  • Utilizar suelos antideslizantes para prevenir caídas y facilitar la movilidad.
  • Instalar barras de apoyo antideslizantes para proporcionar seguridad adicional.
  • Colocar los accesorios del baño, como toalleros o portarrollos, a una altura no superior a 120 cm del suelo para que sean accesibles para todos.
  • Evitar que el mobiliario esté incorporado al lavabo para no obstruir el paso de la silla de ruedas.

Teniendo en cuenta todas estas consideraciones, podrás adaptar el baño de tu hogar de manera efectiva para personas mayores o discapacitadas, garantizando su comodidad y seguridad durante la hora del aseo.

Consultas habituales sobre las bañeras de plástico para adultos discapacitados

¿Qué ventajas ofrecen las bañeras de plástico para adultos discapacitados?

Las bañeras de plástico para adultos discapacitados ofrecen varias ventajas. Son ligeras y fáciles de mover, lo que facilita su instalación. Además, su diseño ergonómico y antideslizante garantiza la seguridad y comodidad de las personas con movilidad reducida durante el baño.

¿Cuál es la capacidad de peso de una bañera de plástico para adultos discapacitados?

La capacidad de peso de una bañera de plástico para adultos discapacitados puede variar según el modelo y la marca. Sin embargo, la mayoría de estas bañeras están diseñadas para soportar un peso de hasta 150 kg.

bañera de plastico para adultos discapacitado - Cómo hacer un baño para personas con discapacidad

¿Cuál es el precio de una bañera de plástico para adultos discapacitados?

El precio de una bañera de plástico para adultos discapacitados puede variar según el tamaño, el diseño y las características específicas del modelo. En general, se pueden encontrar bañeras de plástico para adultos discapacitados a partir de 200 euros.

¿Es necesario realizar obras para instalar una bañera de plástico para adultos discapacitados?

No, en la mayoría de los casos no es necesario realizar obras para instalar una bañera de plástico para adultos discapacitados. Estas bañeras suelen ser portátiles y se pueden colocar directamente sobre el suelo del baño. Solo es necesario asegurarse de contar con un espacio adecuado y una conexión de agua para su uso.

¿Existen bañeras de plástico para adultos discapacitados con puerta de acceso?

Sí, existen bañeras de plástico para adultos discapacitados con puerta de acceso. Estas bañeras están diseñadas para facilitar el ingreso y la salida de las personas con movilidad reducida, evitando así la necesidad de subir o bajar de una bañera convencional.

Adaptar el baño para personas con discapacidad es fundamental para garantizar su comodidad y seguridad durante la hora del aseo. A través de las adaptaciones adecuadas en el lavabo, el inodoro y la ducha, así como la utilización de bañeras de plástico para adultos discapacitados, podemos hacer que esta tarea sea mucho más sencilla y cómoda. Recuerda tener en cuenta todos los consejos y consideraciones mencionados en este artículo para adaptar tu baño de manera efectiva.

Si te ha interesado Adaptaciones en el baño para adultos discapacitados, te invitamos a explorar más sobre plásticos, policarbonatos y acrílicos en nuestra categoría Plásticos.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información