Arte plástico de los monjes en la baja edad media

En la Edad Media, el arte plástico fue una expresión artística muy importante, especialmente en el ámbito religioso. Los monjes desempeñaron un papel fundamental en el desarrollo y la creación de estas obras de arte, dejando un legado invaluable para la historia del arte. En este artículo, exploraremos cómo era el arte plástico de los monjes en la baja edad media, centrándonos en la pintura como medio de expresión artística.

Hablaremos de lo siguiente:

Cómo era la pintura en la baja edad media

La pintura medieval, también conocida como arte religioso, fue el principal medio de expresión artística utilizado por los monjes en la baja edad media. Aunque la pintura también se desarrolló en otras civilizaciones no occidentales, como Extremo Oriente y América Precolombina, en este artículo nos centraremos en el contexto occidental.

La pintura medieval se caracterizaba por ser principalmente religiosa, aunque hacia el final de la edad media también se comenzaron a realizar retratos. La representación de paisajes era limitada y se utilizaba principalmente como fondo en las composiciones. En muchas ocasiones, el fondo se limitaba a un color plano, como el dorado que simbolizaba la eternidad. Además, se solían agregar figuras en primer plano de manera obsesiva, sin buscar efectos de profundidad.

En cuanto a la técnica, la perspectiva no se utilizaba en la pintura medieval hasta los periodos finales. La perspectiva aérea estaba ausente por completo. En su lugar, se utilizaba la perspectiva jerárquica, que consistía en representar a una figura más importante en un tamaño mayor, sin importar su ubicación en el espacio. Asimismo, se empleaban simbolismos y un complejo lenguaje iconológico.

Periodos y estilos

La pintura medieval se divide en diferentes periodos y estilos, cada uno con sus características particulares. A continuación, mencionaremos algunos de los más destacados:

  • Prerrománico: Corresponde al arte prerrománico, desarrollado en Europa Occidental durante el periodo de las invasiones bárbaras y el establecimiento de los reinos germánicos y el Imperio carolingio. Se caracteriza por las miniaturas que se ilustraban en los manuscritos en los monasterios.
  • Bizantino: La pintura bizantina se desarrolló a través de mosaicos y iconos. Los mosaicos se encontraban en paredes y cúpulas, mientras que los iconos eran tablas que se ubicaban en el iconostasio de las iglesias. La tradición de la pintura de iconos se continuó en los países eslavos, con sutiles variaciones.
  • Románico: El arte románico se caracteriza por frescos de vivos colores y líneas marcadas. Se representan temas de tradición bizantina con gran hieratismo y escenas bíblicas o vidas de santos.
  • Gótico: En el arte gótico, se utiliza tanto el fresco como la pintura sobre tabla. Las figuras se dulcifican y se busca una mayor expresividad. Se representan escenas de la vida de Cristo y se busca representar la tercera dimensión del volumen.

Cuáles fueron los estilos de arte en la Edad Media

En la Edad Media, los artistas trabajaban en comunidades llamadas logias, en las que se agrupaban los artistas y artesanos bajo la dirección de personas nombradas por la Iglesia. Estas logias eran gremios artísticos que colaboraban en la construcción de iglesias y otras obras de arte. Los artistas medievales solían trabajar en grupo y no firmaban sus obras, lo que dificulta conocer a los artistas individuales de esta época.

En el siglo XIV, durante el periodo gótico, los artistas comenzaron a trabajar de forma individual y a perder su anonimato. A medida que se desvinculaban de las logias, empezaron a desarrollar un estilo propio y a ser reconocidos como individuos con ideas y un nombre propio.

El arte plástico de los monjes en la baja edad media fue una expresión artística de gran importancia, especialmente en el ámbito religioso. La pintura medieval, principalmente religiosa, se caracterizaba por su simbolismo, el uso de perspectiva jerárquica y la falta de perspectiva aérea. Aunque los artistas medievales solían trabajar en comunidades y no firmaban sus obras, hacia el final de la edad media comenzaron a trabajar de forma individual y a desarrollar un estilo propio. El legado artístico de los monjes en la baja edad media es invaluable y ha dejado una huella duradera en la historia del arte.

Si te ha interesado Arte plástico de los monjes en la baja edad media, te invitamos a explorar más sobre plásticos, policarbonatos y acrílicos en nuestra categoría Plásticos.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información