Alimentos con plástico: riesgos y medidas para reducir su consumo

En los últimos años, ha surgido cada vez más evidencia que demuestra cómo los nanoplasticos y microplásticos están presentes en nuestra sangre, intestinos y algunos de nuestros órganos. Dos nuevos estudios publicados recientemente arrojan más luz sobre las diminutas partículas de plástico que las personas consumen a diario.

Hablaremos de lo siguiente:

Bebidas embotelladas y nanoplasticos

Un estudio realizado por investigadores de las universidades de Columbia y Rutgers reveló que un litro de agua embotellada puede contener casi un cuarto de millón de partículas de los microplásticos más pequeños, conocidos como nanoplasticos. Estas partículas son tan pequeñas que algunos de ellos pasan a través de los intestinos y los pulmones, o se introducen en la sangre y el líquido placentario humano. Este estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, demuestra la presencia de nanoplasticos en el agua embotellada.

Microplásticos en alimentos

Otro estudio, publicado en la revista Environmental Pollution, reveló que casi el 90% de 16 tipos diferentes de proteínas comúnmente consumidas por las personas, incluyendo mariscos, pollo, carne de res e incluso alternativas de carne a base de plantas como el tofu y las hamburguesas vegetarianas, contienen microplásticos. Los científicos estimaron que los estadounidenses consumen hasta 8 millones de partículas de microplásticos al año solo a través de las proteínas.

La presencia de microplásticos en los alimentos es especialmente preocupante dado que muchos de estos productos son consumidos por personas de todas las edades, incluyendo niños y mujeres embarazadas. Además, estos microplásticos pueden contener productos químicos tóxicos que pueden imitar hormonas y aumentar el riesgo de problemas de salud como abortos espontáneos, obesidad, enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Los riesgos para la salud

Aunque todavía se están realizando investigaciones para comprender mejor las implicaciones para la salud de los microplásticos, muchos científicos están de acuerdo en que no son beneficiosos para el organismo humano. La Organización de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente ha identificado más de 13,000 productos químicos en el plástico, muchos de los cuales son tóxicos. Estos productos químicos pueden persistir en el medio ambiente y acumularse en la cadena alimentaria, lo que puede tener graves consecuencias para la salud humana.

Además, la falta de regulación y control sobre los productos químicos utilizados en la fabricación de plásticos hace que sea difícil determinar cuáles son los riesgos exactos para la salud. Muchos de estos productos químicos no han sido evaluados en términos de su toxicidad y se desconoce si son dañinos para las personas o el medio ambiente.

La necesidad de reducir el consumo de plástico

Ante esta preocupante realidad, es necesario tomar medidas para reducir el consumo de plástico y encontrar alternativas más seguras y sostenibles. Esto implica no solo reducir el uso de plástico de un solo uso, como las botellas de agua, sino también promover una mayor conciencia sobre los riesgos asociados con los productos de plástico y fomentar la adopción de prácticas más responsables en la producción y consumo de alimentos.

Es importante que los consumidores estén informados y tomen decisiones conscientes sobre los alimentos que consumen. Optar por alimentos frescos y minimamente procesados, así como evitar el uso de envases de plástico siempre que sea posible, puede ser una forma de reducir la exposición a microplásticos en la dieta.

Además, es crucial que los gobiernos y las organizaciones internacionales tomen medidas para regular y controlar el uso de productos químicos en la fabricación de plásticos, así como promover la investigación y el desarrollo de alternativas más seguras y sostenibles.

Consultas habituales

  • ¿Cuáles son los alimentos que contienen más plástico? : Según los estudios mencionados, los alimentos que contienen más plástico son las bebidas embotelladas y las proteínas como mariscos, pollo, carne de res y alternativas de carne a base de plantas.
  • ¿Cuáles son los riesgos para la salud asociados con la ingesta de alimentos con microplásticos? : Aunque todavía se están investigando los riesgos para la salud, se ha demostrado que algunos microplásticos contienen productos químicos tóxicos que pueden imitar hormonas y aumentar el riesgo de abortos espontáneos, obesidad, enfermedades cardiovasculares y cáncer.
  • ¿Qué medidas se pueden tomar para reducir la exposición a microplásticos en la dieta? : Algunas medidas que se pueden tomar incluyen optar por alimentos frescos y minimamente procesados, evitar el uso de envases de plástico siempre que sea posible y promover prácticas más responsables en la producción y consumo de alimentos.

La presencia de plástico en los alimentos es una preocupante realidad que requiere atención y acción. Es importante que los consumidores estén informados sobre los riesgos asociados con los microplásticos en la dieta y tomen decisiones conscientes sobre los alimentos que consumen. Al mismo tiempo, es necesario que los gobiernos y las organizaciones internacionales tomen medidas para regular y controlar el uso de productos químicos en la fabricación de plásticos y promover alternativas más seguras y sostenibles.

Si te ha interesado Alimentos con plástico: riesgos y medidas para reducir su consumo, te invitamos a explorar más sobre plásticos, policarbonatos y acrílicos en nuestra categoría Plásticos.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información